Ir al contenido principal

El Sonar de los Delfines del Mar a Nuestros Hogares

Hay un legado oculto en sus cantos y en la vibración de sus cuerpos...solo visible a los ojos del alma. 
Para hacerlo visible remontémonos al comienzo de todo.....
Desde el origen de la vida el mar fue cobijando nuevas formas de vida, los primeros peces y mas tarde los primeros vertebrados. Algunos se animaron a conquistar la tierra en un comienzo fueron anfibios, reptiles y los primeros mamíferos. Así la vida se extendió a todo el planeta. Pero con el tiempo algunas especies comenzaron a competir por el alimento y algunos mamíferos añoraban la abundancia del mar.
Luego de una evolución que demandó 10.000.000 de años regresaron al agua transformados en cetáceos.
Ellos son mamíferos vertebrados como nosotros los seres humanos porque amamantan a sus crías, mantienen su temperatura corporal y respiran aire por sus pulmones. Su organismo recibió muchas transformaciones para vivir en el agua. Adoptaron formas hidrodinámicas, transformaron sus brazos y manos en aletas. Desarrollaron una cola para impulsarse. Desplazaron el orificio respiratorio hacia la parte superior de la cabeza. Adaptaron su organismo para cambiar su volumen pulmonar y se prepararon para sumergirse a grandes profundidades. De esta forma se distribuyeron por las aguas del planeta y la humanidad al conocerlos comenzó a adorarlos...
Desde la antigua Grecia al lado del legendario lema “Conócete a ti mismo” –grabado en la entrada de Delfos- colocaron un delfín, animal que recibió una protección equiparable a la otorgada a los dioses, llegaron a castigar con la muerte a quien osara matarlos.
¿Por qué generan tanta admiración?
Si nos basamos en sus comportamientos podemos observar que viven en comunidad y su convivencia se basa en el amor, el respeto y la fidelidad. Aquí algunos de sus maravillosos comportamientos.
-Desde que nacen transmiten sus conocimientos de los más grandes a los más pequeños.
Ponen límites y respetan a los mayores. Respetan a la familia. Se protegen en unión
- La buena comunicación le permite al grupo permanecer unido.
- Sus cuerpos son flexibles y dinámicos, y también se comunican a través del lenguaje corporal.
Los delfines utilizan gestos para comunicarse, pero también se comunican a través de un silbido. Algunas investigaciones en la vida de los delfines parecen demostrar que al nacer un delfín, su madre le silba una y otra vez para que su bebé reconozca su voz y para ayudar al bebé a crear su propia "firma" de voz. Se cree que cada delfín tiene su propia "firma" - un silbido personal que es único, como la firma de las personas.
Los delfines son muy solidarios. Si un delfín se está muriendo, otros delfines de su grupo vendrán a ayudarle, apoyándole todos con su cuerpo para que el agujero que utiliza para respirar se mantenga por encima del nivel del agua.
Pero volviendo al sistema de sonar profundicemos en la ecolocalización.
Los cetáceos emiten sonidos de alta frecuencia y a nivel ultrasónico, alcanzando frecuencias de 80.000 Hz. Las ondas de ese sonido rebotan en los objetos y vuelven al delfín en forma de eco. A partir de ese eco crean una imagen de audio, como una radiografía de sonido, para determinar no solo la distancia y el rumbo, sino también el tamaño, la textura, la forma y la densidad de los objetos.
Los costados de la cabeza del delfín y su mandíbula inferior, que contienen una grasa aceitosa, son las zonas que reciben el eco. La protuberancia que tiene en la frente (melón) es el lugar donde nacen los sonidos para la ecolocalización.
Los delfines tienen la habilidad de detectar áreas de discapacidad o de trauma físico en los humanos gracias a su sonar son ecógrafos vivientes. Utilizan un movimiento de exploración moviendo la cabeza a un lado y al otro, hacia abajo y hacia arriba. Como si escanearan. 
De su sistema de sonar nace la delfinoterapia, un método de rehabilitación a nivel físico y emocional, donde el sonar es la herramienta mas importante, además del vínculo, la parte lúdica y de estimulación.
El doctor Nathanson fue pionero en probar que el contacto con los delfines podía mejorar la atención en los niños con síndrome de down, hidrocefalia y consecuentemente mejorar su aprendizaje.
El sonar del delfín emite unas ondas sonoras electromagnéticas cuya intensidad es de 8.2 watts. Esto produce una estimulación en todo el sistema nervioso central que pone a trabajar y conecta las neuronas. Además estimula directamente el hipotálamo a producir endorfinas hormonas del bienestar y estimula directamente la producción de la hormona ACTH, la cual produce en los pacientes sensación de estabilidad (sensación de estar en equilibrio emocional).
Cuantos beneficios si se pudiera realizar delfinoterapia en Argentina pero aquí lamentablemente está prohibido el contacto con cetáceos por una ley de fauna que rige desde la década del ’90.
Pero veamos como podemos conectarnos con su sonar sin tener una sesión de delfinoterapia.
Hace varios años el Dr. Dobbs comenzó a trabajar con delfines y descubrió su capacidad terapéutica, de esta forma se le ocurrió grabar sonidos para conseguir un estado mental en el oyente parecido al encuentro con un delfín. Por medio de la International Dolphin Watch, facilitó el CD a pacientes en forma aleatoria. El análisis de las primeras respuestas recibidas a cargo de la unidad de Psicología Analítica del Consejo de Investigaciones Médicas de Cambridge demostró que el 70 % de las personas que escucharon los sonidos, afirmaron haberse beneficiado. 
Informaron mejoramiento en su humor, bienestar, vitalidad y un aumento en la capacidad de trabajar. Se descubrieron día a día nuevas aplicaciones como inducir a la relajación antes y después de operaciones quirúrgicas, el alivio del dolor en los partos y la reducción de las tensiones en las cárceles.
Las ondas beta, pertenecientes al estado despierto (alerta) varían en contacto con sonidos de delfines, llevando al cerebro a emitir ondas alfa y theta (frecuencias más bajas, que se logran en sueños y estados profundos de relajación.
Tenemos una buena razón para implementar estos sonidos a nuestra vida diaria y lograr estos beneficios para nuestro bienestar físico, emocional y mental aunque no podamos nadar con un delfín o realizar una sesión de delfinoterapia. 
Desde ya es posible entrar en su frecuencia de alegría, juego y amor a través del sonido.. sin tener que irnos del país para encontrarnos con ellos.



Maricel Lasetz
Misión Delfín
Maricel Lasetz:
Se especializa en el área de Decodificación de la Memoria Celular, Terapia Artística y de Sonido con Cuencos Tibetanos, Masaje sonoro, Terapia Vibracional con esencias y sonidos de cetáceos. Zooterapia

Entradas más populares de este blog

Palo santo

Las 26 “cerraduras energéticas” del Jin Shin Jyutsu

Jin Shin Jyutsu contiene 26 “cerraduras energéticas” localizadas sobre diferentes corrientes de energía a través de las cuales, la fuerza vital del cuerpo circula. Si uno o varios de estos circuitos son bloqueados, la corriente energética del área respectiva comienza a interrumpirse, causando finalmente un desequilibrio en toda la interacción energética del organismo. En consecuencia, la enfermedad aparece y comienza a manifestarse a través de sus diferentes síntomas. La mayoría de desequilibrios energéticos ocurren por varias causas: como la alimentación inadecuada, el estrés, problemas mentales y emocionales o influencias externas tales como la polución o accidentes. Al aplicar el Jin Shin Jyutsu inducimos armonía, se promueve la salud, el bienestar y la paz interna. Y al restablecer nuestra profunda fuerza rehabilitadora, estamos evocando la fuente original de la regeneración. El Jin Shin Jyutsu ayuda a bajar los niveles de estrés y promueve estados de profunda relajación, y por no e…

Características de las almas pleyadianas

Aquellas personas que tienen las Pléyades como lugar de origen álmico son sensibles, amorosas y amables. Poseen un profundo y perdurable deseo de paz y felicidad para todos. Si le preguntáramos a un alma pleyadiana “¿qué es lo que más deseas en esta vida?”, su respuesta probablemente sería “ser feliz”. Los pleyadianos tienen una energía suave y agradable que atrae a los demás. Ellos son emotivos y amorosos, pero tienden a reprimirse mucho debido a su deseo de complacer a los otros. Son muy sensibles y reaccionan rápidamente a las críticas. También tienden a sacrificar sus necesidades y deseos mientras intentan agradar a los demás. Esto puede causarles un resentimiento interior. En lugar de expresar resentimiento o ira abiertamente, las almas pleyadianas pueden usar un comportamiento pasivo-agresivo con la esperanza de que sus sentimientos sean reconocidos y tenidos en cuenta sin necesidad de discutir. Así que deben aprender a darse cuenta de que aquellos a quienes buscan agradar normal…