Ir al contenido principal

Vibración Índigo Cristal

La vibración Índigo en la Humanidad
La frecuencia Índigo es una calidad y cualidad energética que pertenece a una alta vibración espiritual. 
Últimamente escuchamos decir que termina la era de Piscis y comienza la era de Acuario. El cambio de una era astrológica a otra, no solo implica un recambio de energía que se proyecta sobre el planeta sino que un nuevo grupo de seres que hasta ahora no estaba encarnado viene a este plano.
Al principio, solo aparece un pequeño grupo que va aumentando con el correr del tiempo hasta completar la encarnación del grupo de almas en su totalidad. Las almas índigo empezaron a llegar a este plano aproximadamente en el 1.700 que fue cuando comenzaron a venir los primeros grupos energéticos de la era de Acuario.
Al principio el flujo fue lento y llevara largo tiempo para que las ideas que van llegando con los índigo se propaguen y comiencen a desarrollarse. Hubo muchas almas índigo que lucharon muy duramente para poder manifestar sus capacidades, que con gran esfuerzo hicieron de puente y abrieron camino a las generaciones índigo que les sucedieron. 
Los niños que vienen ahora llegan a una vibración mucho menos densa, dentro de la cual les es posible expresar y exponer muchas más virtudes del alma que en la etapa anterior. 
Como un ser humano puede afectar a otro con su energía, la venida de estos seres a la tierra, permitirá en el futuro que tanto adultos como niños que no son índigo evolucionen y eleven su propia vibración aumentando su estado de consciencia. 
Una de las características de la nueva era, es que el detonante del cambio en la humanidad será impulsado por los niños. 
La fuerza de las estructuras sociales que imperaron por muchos siglos en el planeta han comenzado a decaer. A medida que el nuevo paradigma que honra al individuo se va estableciendo, muchos seres se van liberando de las formas de pensamiento que los han condicionado por muchos siglos. 
Y son los niños los que traen las nuevas estructuras que tienen por objeto liberar a aquellos que se sienten presos de los viejos sistemas sociales. Es importante comprender que mientras estos nuevos niños crean su propia definición de lo que significa vivir, están trayendo una sanación tanto a aquellos que son mayores que ellos como a aquellos que no han nacido todavía. 
Están utilizando sus creencias y su verdad para traer una existencia maravillosa a toda la humanidad, ya que aunque estén en un cuerpo pequeño, pueden reflejar grandes aspectos del espíritu a través de si mismos.
Los niños índigo están llegando masivamente a nuestro planeta con el objetivo de equilibrar la corriente mental analítica imperante en la sociedad actual; esto explica la revolución y el caos que muchos de estos niños generan cuando comienzan a cumplir con su misión en este planeta ya que ellos son los portadores de las nuevas estructuras.
Debemos ser conscientes de la posibilidad que se nos presenta de formar parte de este cambio y los beneficios que obtendremos de la interacción con los niños. En algunas generaciones mas adelante, tal vez en un siglo o quizás más, toda la cultura vibrara en la frecuencia índigo produciendo un salto evolutivo en toda la humanidad.

Niños Índigo:
Son seres llenos de luz con un alto potencial intelectual y una nueva conciencia interna. Vienen al mundo con la misión de romper con los antiguos esquemas sociales que atan a la humanidad para lograr erradicar la infelicidad de la Tierra, transformándola. Presentan un elevado grado de conciencia y del desarrollo de sus cinco sentidos, perciben más allá del espectro de la luz, poseen mayor capacidad auditiva y tienen gustos muy definidos en cuanto a la alimentación. A fines de la década del 70 se comenzó a identificar a este tipo de niños y en la actualidad se considera que un 80% de los chicos presentan las mismas características. Su campo energético o aura suele ser de color azul añil, ya que vibran en su centro cerebral y por ello se les denominan “niños Índigo”. Su aura tiende a reflejarse dentro de los colores añiles y azules, manifestando la utilización de centros energéticos superiores. Sandra Aisenberg y Eduardo Melamud aseguran en su libro Niños Índigo, de Editorial Kier (Colección Infinito) que estos chicos son inmunes a la mayoría de las enfermedades, según un estudio realizado por la Universidad de los Ángeles. “Pero esto no quiere decir que si un niño se enferma no es Índigo; todas las enfermedades tienen un origen mental, y la salud física, una relación directa con la salud mental”, aseguran los autores. Además de ser intuitivos y psíquicos, los niños Índigo pueden presentar dones de telepatía, clarividencia, telekinesia e incluso poder de sanación. Existen evidencias científicas de que estos niños presentan mejores condiciones físicas (como el sistema inmunológico fortalecido) y según la licenciada en psicología María Dolores Paoli, autora del libro Niños Índigo: Nuevo paso en la evolución también se observa “un potencial de activación de cuatro códigos de más a nivel de ADN que, como consecuencia, conlleva una mayor capacidad física, emocional y psíquica”.
Cómo reconocerlos:
Algunos rasgos físicos distinguen a los niños azulados del nuevo mundo: “Son más delgados, tienen ojos grandes, el lóbulo frontal ligeramente abultado y por lo general son zurdos o ambidiestros. Comen poco, e incluso, algunos son vegetarianos porque no soportan la carne”, asegura la especialista venezolana. También se les adjudican grandes dosis de intuición (demostrada en el desarrollo de la telepatía), cualidades para predecir el futuro, y hasta el poder de reconocer la presencia de seres etéreos como hadas y duendes a su alrededor. Para los padres, estos seres resultarán incansables ya que suelen dormir menos, pueden descansar plenamente con cuatro horas de sueño. Comen poco y tienen más energía pudiendo como Índigo adultos ser más productivos en menor tiempo, ya que tienen la capacidad espontánea de comprimir el concepto de tiempo cronológico porque para ellos no hay tiempo lineal sino multidimensional, que es la capacidad de absorber estímulos de varias frecuencias simultáneamente. “Son muy espirituales, sensibles, compasivos pero no religiosos, de hecho les molesta la instrucción religiosa que se fundamente en el temor y la culpa, eligen deliberadamente no hacer caso a su normativa. Están más conectados con su Dios interior en vez de con uno exterior, no requieren de intermediarios para conectarse con su divinidad”, aclara Paoli. A veces puede costarles manejar la densidad del cuerpo, lo sienten como un freno a su sutileza, sus pensamientos son más veloces que su articulación y sienten impotencia con las herramientas de comunicación como leer, escribir, repetir, pues son métodos muy lentos para su propia velocidad de vibración.
Cómo estimularlos:
A diferencia de nuestra cultura, en la que domina principalmente el hemisferio izquierdo del cerebro (lo que significa que es lineal, racional y lógica) los niños Índigo y Cristal utilizan principalmente el hemisferio derecho del cerebro. Esto significa que son creativos, intuitivos, imaginativos y emocionalmente inteligentes. Pero no existen grandes diferencias con respecto a otros niños, todos necesitan afecto y contención. La lic. Paoli cree que es fundamental trabajar sobre su excelencia y no sobre la competencia entre individuos. Existen palabras clave para los padres durante el proceso de enseñanza, de acuerdo a su edad biológica, basadas en las “Siete Leyes Espirituales”. Por ejemplo, hasta el primer año de vida, lo vocablos esenciales son “amor”, “afecto” y “atención”. A los bebés hay que tocarlos, abrazarlos, proveerles mucha seguridad y, además, jugar con ellos. Luego explica que entre el primero y el segundo año, hay que resaltar los términos libertad, respeto y estímulo. “Durante esta etapa se prueba el desapego a los padres. No hay que condicionarlos a través del temor sino evitar que el niño conecte el dolor como sinónimo de malo, de debilidad. Si así fuese no habría espacio para el crecimiento espiritual”, afirma Paoli. Entre los dos y los cinco años, época de transición entre el “yo soy” y el “yo puedo” las palabras claves son merecer, explorar y aprobar. “Si le reprimimos el sentirse poderoso no se logrará que sea un adulto capaz de enfrentar cualquier reto”. Diversos estudios dan muestra de que estos niños no funcionan con los métodos de enseñanza tradicionales. Por el contrario, aprenden de forma reflexiva y participativa, no mediante la memorización. Es bastante común que se los califique como “niños problema”, ya que se dispersan con gran facilidad durante las clases.
Niños Cristal:
Los especialistas los consideran maestros, a pesar de que todavía no sepan escribir o ir solos al baño. Vienen a este mundo para cambiarlo, pero por una vía espiritual. Son extremadamente sensibles a todo en su medio ambiente: sonido, colores, emociones negativas en otros, olores, comida, productos químicos, incluso al dolor ajeno. Les gusta pasar tiempo solos y deben entrar en comunión con la naturaleza. Ésta les ayudará a equilibrar y a limpiar todas las energías no armoniosas que los afectan tan profundamente. Son llamados “niños Cristal” por su vibración elevada, energía que manifiesta el equilibrio perfecto entre las polaridades, entre la energía masculina y la femenina (ying y yang), entre el hemisferio cerebral derecho y el izquierdo, entre el pensar y el sentir. “Mi posición respecto al concepto Cristal es que se refiere a un nivel más elevado de 'indiguez' pues considero que no nacen en este momento porque no soportarían la contaminación física, mental y emocional que aún manejamos los seres humanos”.
Cómo reconocerlos:
“Tienen una mirada intensa y profunda, pareciera que todo lo ven, hasta los secretos de nuestro alma. Pueden tardar mucho en hablar porque se comunican a través de su mirada”, explican Aisenberg y Melamud en su libro Niños Cristal (Editorial Kier). La bibliografía que existe sobre este tema concuerda en que estos chicos sienten una gran responsabilidad y esto –a veces– puede desestabilizarlos, porque sienten miedo de no tener la fuerza suficiente para generar los cambios necesarios en el universo. “Su desafío es completarse, pulirse y lograr que su ser luminoso se manifieste en toda su plenitud. Cada bebé Cristal tiene un don curativo. Si lo descubrimos y podemos acompañar a ese niño, seremos capaces de ayudarlo a desarrollar todo su potencial”, agregan Aisenberg y Melamud.
Cómo estimularlos:
El mejor sistema educativo para estos chicos es la pedadogía Waldorf, que maximiza inicialmente el hemisferio derecho del cerebro mientras desarrolla el izquierdo como soporte. Cuando los Niños Cristal están en grupo, son los encargados de mediar y llegar a una solución pacífica, por lo general son chicos muy introvertidos. “Para ayudar a los chicos hay que ayudar a los grandes. Si los padres están abiertos, van a cuidarlos sin imponerles sus propias ideas, su visión del mundo. Lo principal es darles espacio, darles tiempo, dejarlos pensar”, subrayan Aisenberg y Melamud. Tantos los Niños Índigo como los Cristal están considerados como “seres especiales”, poseedores de dones para hacer el bien a los demás. Sus padres y su entorno son pilares fundamentales para ayudarlos en este camino.
Extractado del libro: Niños índigo "Nuevos Seres para una Nueva Tierra"
de Eduardo Melamud y Sandra Aisenberg
Editorial Kier. Colección Infinito.
Los índigos adultos:
Los índigos adultos han tenido la difícil tarea de preparar el camino para la llegada masiva de los niños índigo en la actualidad.
Podemos decir que la vibración índigo ha existido siempre en este planeta de manera latente y que desde algunas generaciones anteriores se ha ido despertando.
En la sociedad actual podemos encontrar adultos con estas características en todo tipo de ámbitos, tal es así que muchos de ellos se encuentran bloqueados y frustrados por no haber podido canalizar sus cualidades.
Ellos fueron los primeros en chocar con la estructura social, y en la mayoría de los casos han tenido que soportar una fuerte discriminación debido a sus características diferentes.
Son los que en este momento están haciendo esfuerzos por salir de la confusión generada por las antiguas pautas sociales y educativas. En muchos casos han pasado por todo tipo de terapia y han tenido muchos y variados diagnósticos inexactos y hasta han llegado a ser conejillos de india de medicamentos y terapias experimentales
Por otro lado hay otro grupo que ha logrado desarrollarse en mayor o menor medida.
Los encontraremos en actividades relacionadas con lo creativo y artístico, trabajos solidarios y en muchos casos participan de caminos espirituales.
Una de las grandes ventajas que poseen, es que pueden establecer un puente entre el antiguo paradigma y el actual ya que tienen la experiencia de haber transitado las viejas estructuras y comprenden el tiempo presente por ser poseedores de la misma vibración que la masa critica actual.
En nuestro trabajo con índigos adultos hemos encontrado ciertas temáticas recurrentes relacionadas con la búsqueda de nuevos espacios dentro del ámbito social y laboral más acorde a sus sentimientos genuinos. Descubrimos que comparten la fuerte certeza de que ha llegado el momento de manifestar sus talentos y animarse a confiar en su percepción e intuición. Que sienten que es tiempo de modificar la mirada que tienen de sí mismos con el propósito de lograr la expansión energética necesaria para acompañar el cambio vibracional del planeta con valentía y honrando la incertidumbre.
Esta es la opinión de Wendy H. Chapman (www.metagifted.org) basada en discusiones con otros Índigos adultos y su extrapolación de los indicadores de los actuales niños índigo proyectadas generaciones hacia atrás. Traducción al castellano por María Monachesi – Proyecto Indigo

Test:
A continuación compartimos un test orientativo para que puedan reconocerse:
01. Son inteligentes (no necesariamente los mejores promedios).
02. Son muy creativos y les encanta construir cosas.
03. Siempre preguntan porque (especialmente cuándo se les pide que hagan algo)
04. Sienten disgusto y quizás aversión por las muchas veces caducas tareas de la escuela como la repetición.
05. Fueron rebeldes en la escuela, rechazando hacer las tareas, cuestionando la autoridad de los maestros o deseaban seriamente ser rebeldes pero no se animaban por la presión de los padres.
06. Pueden haber experimentado muy temprana depresión existencial y sentimientos de vulnerabilidad. Pueden haber variado desde sentimientos de tristeza a completa desesperación. Sentimiento suicidas durante la secundaria o más temprano son bastante comunes en los Indigo Adultos.
07. Tienen dificultad en los trabajos orientados al servicio, resistencia a la autoridad y a los sistemas de empleo jerárquicos.
08. Prefieren esfuerzos cooperativos o posiciones de liderazgo o individualidad si su experiencia es valorada.
09. Tienen profunda empatía con otros, pero son intolerantes frente a lo que consideran una estupidez.
10. Extremadamente emocionales que incluye llanto repentino (sin escudos o protección) o no expresan ninguna emoción (escudo defensivo)
11. Pueden tener problemas con el enojo o rabia.
12. Tienen problemas (de orden emocional, mental, o físico) con la mayoría de los sistemas políticos, educacionales, médicos y legales.
13. Indiferentes a la política, sienten que su voz no contará y de cualquier modo al final el resultado no valdría la pena.
14. Enojo o furia al sentir que los derechos les son quitados.
15. Sienten un necesidad quemante de hacer algo que cambie al mundo para hacerlo mejor. Pueden sentirse bloqueados para actuar.
16. Tienen capacidad psíquicas o espirituales desde temprana edad, a partir de los 10 años o con anterioridad.
17. Tienen una fuerte intuición
18. Patrones mentales o de comportamiento desorganizados (síntomas de Déficit de Atención) Pueden presentar problemas para concentrarse en las tareas salvo que sean por propia elección.
19. Han tenido experiencias psíquicas, como premoniciones, ver ángeles, oír voces, etc.
20. Sexualmente expresivos y creativos o pueden rechazar la sexualidad por aburrimiento. Pueden explorar alternando diferentes tipos de sexualidad.
21. Buscan significado en la vida y entendimiento del mundo mediante la religión, grupos espirituales, libros, grupos de autoayuda o individualmente.
22. Si encuentran balance se convierten en seres fuertes, saludables, alegres trabajadores de la luz.

Bibliografía e información recomendada
 Carroll, Lee y Tober, Jan, Los Niños Índigo, Ediciones Obelisco, España, 2001.
 Llinares, Nina, Niños Índigo. Guía para padres, terapeutas y educadores, Ediciones Expo-Ser, México, 2001.
 Piedrafita Moreno, José Manuel. Niños Índigo: Educar en la nueva vibración, Ediciones Vesica Piscis, España, 2001.
  Solari Parravicini, Benjamín, El testamento profético, Editorial Kier, Buenos Aires, Argentina, 2001.

Direcciones útiles en Internet


Extraido del libro: Niños Índigo "Muevos niños para una nueva tierra"
De Sandra Aisemberg y Eduardo Melamud - Colección Infinito - Editorial Kier
Sobre los Autores:
Sandra Aisenberg: Es facilitadora en la técnica de decodificación de la memoria celular desde 1991. Estudió Pedagogía Waldorf en el Seminario Antroposófico Rudolph Steiner. Participó en grupos de investigación sobre formas alternativas de educación y crianza. Trabaja con padres, docentes, niños, bebés y embarazadas. Es co-autora de los libros “Niños Índigo: Nuevos seres para una nueva Tierra” y “Niños Cristal: Un puente al corazón”. Junto con Eduardo Melamud coordinan talleres de desbloqueo de dones, talleres para despertar la Vibración Índigo y Cristal y jornadas de reflexión para docentes. 
Eduardo Melamud: Desarrolló junto a Sandra Aisenberg el método para facilitar la estabilización energética de niños y adultos y el desbloqueo de sus dones naturales descubriendo su propia cualidad índigo. Asiste a docentes en la búsqueda de herramientas para satisfacer necesidades de niños de hoy. Es co-autor de los libros “Niños Índigo: Nuevos seres para una nueva Tierra” y “Niños Cristal: Un puente al corazón”. Coordina talleres junto con Sandra Aisenberg para que los jóvenes puedan despertar sus cualidades innatas y desarrollarlas. Actualmente investiga el desbloqueo de niños autistas y pseudo-autistas.


Entradas más populares de este blog

Palo santo

Las 26 “cerraduras energéticas” del Jin Shin Jyutsu

Jin Shin Jyutsu contiene 26 “cerraduras energéticas” localizadas sobre diferentes corrientes de energía a través de las cuales, la fuerza vital del cuerpo circula. Si uno o varios de estos circuitos son bloqueados, la corriente energética del área respectiva comienza a interrumpirse, causando finalmente un desequilibrio en toda la interacción energética del organismo. En consecuencia, la enfermedad aparece y comienza a manifestarse a través de sus diferentes síntomas. La mayoría de desequilibrios energéticos ocurren por varias causas: como la alimentación inadecuada, el estrés, problemas mentales y emocionales o influencias externas tales como la polución o accidentes. Al aplicar el Jin Shin Jyutsu inducimos armonía, se promueve la salud, el bienestar y la paz interna. Y al restablecer nuestra profunda fuerza rehabilitadora, estamos evocando la fuente original de la regeneración. El Jin Shin Jyutsu ayuda a bajar los niveles de estrés y promueve estados de profunda relajación, y por no e…

Características de las almas pleyadianas

Aquellas personas que tienen las Pléyades como lugar de origen álmico son sensibles, amorosas y amables. Poseen un profundo y perdurable deseo de paz y felicidad para todos. Si le preguntáramos a un alma pleyadiana “¿qué es lo que más deseas en esta vida?”, su respuesta probablemente sería “ser feliz”. Los pleyadianos tienen una energía suave y agradable que atrae a los demás. Ellos son emotivos y amorosos, pero tienden a reprimirse mucho debido a su deseo de complacer a los otros. Son muy sensibles y reaccionan rápidamente a las críticas. También tienden a sacrificar sus necesidades y deseos mientras intentan agradar a los demás. Esto puede causarles un resentimiento interior. En lugar de expresar resentimiento o ira abiertamente, las almas pleyadianas pueden usar un comportamiento pasivo-agresivo con la esperanza de que sus sentimientos sean reconocidos y tenidos en cuenta sin necesidad de discutir. Así que deben aprender a darse cuenta de que aquellos a quienes buscan agradar normal…