Ir al contenido principal

Los 3 pilares del pensamiento positivo: optimismo, gratitud y felicidad

Tener una buena actitud depende en gran parte del pensamiento de cada uno. No todas las personas saben sacar partido de esto y muchas terminan por creer que es imposible tener una actitud positiva. Pero esto no es tan así.
En esta entrega, te vamos a contar un poco en qué consisten los 3 pilares del pensamiento positivo: el optimismo, la gratitud y la felicidad, para que los pongas en práctica.

El optimismo:
El optimismo, está demostrado, sirve como un factor protector contra la depresión y contra algunos problemas médicos, que incluyen la enfermedad coronaria. 
Además, según estudios realizados durante los últimos años, las personas optimistas tienen una visión diferente, aunque les den noticias graves, como el padecimiento de un cáncer potencialmente mortal. Pueden llevar mejor el tratamiento y soportar de mejor manera el dolor. Además, podemos aseverar que el optimismo puede tener un efecto positivo sobre el sistema inmunológico de cualquier individuo. 
Ser optimista también influye en la salud psicológica, pues, según diferentes estudios, los optimistas suelen tener vidas más felices que los pesimistas, pues no se hacen tanto problema por lo que pueda pasar, ¡viven totalmente a pleno, al contrario de los pesimistas!

La gratitud:
Cicerón una vez dijo: «La gratitud no es solo la mayor de las virtudes, es la madre de todas las demás». Ser agradecidos con todo lo que nos rodea es una forma de sentirnos en paz con el universo y con nosotros mismos. En muchas culturas, el agradecimiento se toma como algo natural e innato y se les enseña a todos desde pequeños que el agradecimiento es parte primordial de su sociedad.
Esto forma parte del pensamiento positivo y es uno de sus pilares. Agradecer por todo lo bueno que nos pasa puede ser el primer paso para actuar en positivo y dejar el pesimismo de lado. Ponte a pensar en todas las bondades con las que cuentas a diario; siempre despertarás con una sonrisa y tu mente plena de pensamientos positivos.

La felicidad:
Decir que el agradecimiento y el optimismo son la base de la felicidad es muy acertado. Ambas cosas forman parte del pensamiento positivo. Esto, a su vez, es la base para la felicidad no solo de la mente, sino también de la parte orgánica y de la vida en general. 
Siempre es bueno ser positivos y también agradecidos, por más que las cosas que nos pasen no sean las que esperamos, pues de esta manera siempre atraeremos las vibraciones positivas. 

por Marcela Antonacci
www.vix.com/es/

Entradas más populares de este blog

Las 26 “cerraduras energéticas” del Jin Shin Jyutsu

Jin Shin Jyutsu contiene 26 “cerraduras energéticas” localizadas sobre diferentes corrientes de energía a través de las cuales, la fuerza vital del cuerpo circula. Si uno o varios de estos circuitos son bloqueados, la corriente energética del área respectiva comienza a interrumpirse, causando finalmente un desequilibrio en toda la interacción energética del organismo. En consecuencia, la enfermedad aparece y comienza a manifestarse a través de sus diferentes síntomas. La mayoría de desequilibrios energéticos ocurren por varias causas: como la alimentación inadecuada, el estrés, problemas mentales y emocionales o influencias externas tales como la polución o accidentes. Al aplicar el Jin Shin Jyutsu inducimos armonía, se promueve la salud, el bienestar y la paz interna. Y al restablecer nuestra profunda fuerza rehabilitadora, estamos evocando la fuente original de la regeneración. El Jin Shin Jyutsu ayuda a bajar los niveles de estrés y promueve estados de profunda relajación, y

Palo santo

Características de las almas pleyadianas

Aquellas personas que tienen las Pléyades como lugar de origen álmico son sensibles, amorosas y amables. Poseen un profundo y perdurable deseo de paz y felicidad para todos. Si le preguntáramos a un alma pleyadiana “¿qué es lo que más deseas en esta vida?”, su respuesta probablemente sería “ser feliz”. Los pleyadianos tienen una energía suave y agradable que atrae a los demás. Ellos son emotivos y amorosos, pero tienden a reprimirse mucho debido a su deseo de complacer a los otros. Son muy sensibles y reaccionan rápidamente a las críticas. También tienden a sacrificar sus necesidades y deseos mientras intentan agradar a los demás. Esto puede causarles un resentimiento interior. En lugar de expresar resentimiento o ira abiertamente, las almas pleyadianas pueden usar un comportamiento pasivo-agresivo con la esperanza de que sus sentimientos sean reconocidos y tenidos en cuenta sin necesidad de discutir. Así que deben aprender a darse cuenta de que aquellos a quienes buscan agradar n