Ir al contenido principal

CARTA ABIERTA A EL SER UNO

Hola Ser Uno, conozco una escuela donde enseña una técnica para trabajar karmas y enfermedades. Según la enseñanza, estas entidades que producen los karmas se encuentran en los mundos inferiores. ¿Quiénes son estas entidades? ¿Es algún sistema o solo es la ley de la atracción del universo? ¿Es acaso un sistema que lo controla y regula todo, este tiene toda la información y rige las encarnaciones?... Gracias por su respuesta… Mariela.
RESPUESTA: Estimada Mariela… Para responder a su pregunta, partiremos del hecho que cada uno de nosotros es un universo y al serlo, somos Almas-Pensamientos que estamos formados de: Energías-Pensamientos. Dentro de nuestro Universo poseemos el Libre Albedrío, pero este Libre Albedrío, está sujeto a las leyes Divinas, porque pertenecemos a un todo y debemos entender que la libertad que tenemos tiene un límite de tolerancia, puesto que las almas, energía, vida, existencia y más, están regidos bajo las normas y directrices de un todo, o sea de la MENTE UNIVERSAL. El universo de EL SER UNO es extremadamente ordenado, nada escapa de su orden y funcionabilidad.
La energía está diseminada en el todo, proporcionándole la vida y existencia. La Energía-Pensamiento hijo de la Mente Universal y de la Energía Cósmica es el encargado de mantener ese orden. Los hermanos: SERES-IDEAS-PENSAMIENTOS que existen en las dimensiones superiores, son la cabeza de este Cuerpo-Universal, pero existen otros hermanos que están encargados de los Sistemas (constelaciones), Órganos (astros-estrellas), Células (Planetas), Átomos (Asteroides) y más que forman la realidad Tangible e intangible de la Creación. El universo está regido, cuidado y vigilado por Entidades-Hermanas que se encargan que todo funcione a la perfección. Así como nuestro cuerpo funciona por: Sistemas, órganos, células, partículas, átomos etc… así también podemos compararlo con el universo tangible e intangible de la creación.
Por la explicación que estamos dando, suponemos que el Planeta-Tierra-Célula del Universo, es atendido por Hermanos que tienen el trabajo de hacer que la Célula-Tierra funcione correctamente, deben sanarlo y cuidarlo. En el Orden de este Universo, existen jerarquías de mando y trabajo. Así pues en medio del Libre Albedrío, las almas obedecen a escalas, grados, planos y dimensiones de vida. Dentro de cada escala, las almas deben comportarse de acuerdo al Orden y Ley Divina que las rige. Si no fuera así cundiría el desorden y el caos y eso la Mente Universal no puede permitirlo dentro de la perfección de su existencia. Por todo lo explicado y por todo lo que los Hermanos Mayores-Ayaplianos nos han narrado en los libros EL SER UNO, sabemos que nuestro Sistema Solar, la Célula-Tierra y los habitantes del planeta, están enfermos de Energía-Negativa.
Los hermanos encargados de su cuidado, han encerrado esta contaminación con una malla energética, para mantener la enfermedad aislada y en cuarentena. Por lo tanto nada ni nadie puede escapar de esta realidad, a no ser que las almas encarnadas sanen por su esfuerzo, voluntad, conocimiento, entendimiento y amor. Solo así podremos salir y entrar a otras realidades de frecuencia más elevada, donde la energía-pensamiento sea de LUZ y AMOR. Para un ALMA DESPIERTA nada ni nadie crearán una Ilusión. Ni hay entidades que obligan, controlan o regulan las encarnaciones o reencarnaciones. Tampoco hay encargados de sanar las emociones, ni tampoco somos observados, mandados, exigidos o manipulados, siempre y cuando el Alma esté Despierta, ya que cuando el Alma está despierta es ella y solo ella quién determinará el camino que escoja.
Los Guardianes del Planeta son Hermanos muy respetuosos del espacio y del Libre Albedrío de los Seres-Humanos, jamás harán nada que vaya en contra de la voluntad del Ser. Solo lo podrán ayudar dándole el Conocimiento para que él en su libertad, pueda escoger el camino de su alma. Cierto es, que así como existe la Fuerza-Positiva-Sana que trabaja para que las almas eleven y salgan de esta densidad y oscuridad… también existe la Fuerza-Negativa-Enferma que trabaja para que las almas no eleven y continúen en la densidad y oscuridad. Hay en el planeta una energía-negativa llamada: Fuerza-Reptiliana-Parasitada, son almas humanas-parasitadas y encarnadas en Forma-Hombre.
Muchas de ellas son muy antiguas y han evolucionado, y desde hace miles de años atrás, controlan al 80% de almas-humanas, las cuales se encuentran esclavizadas por esta fuerza. Aún no han logrado dominar totalmente el 100% de la humanidad, porque muchas almas están despertando. Este control y dominio solo da resultado, sobre las ALMAS DORMIDAS, cuya falta de voluntad se encuentra a merced de esta Fuerza-Negativa-Enferma. Aquellas almas que están Despiertas, nada ni nadie podrá esclavizarlas ni dominarlas, debido a la frecuencia alta que su energía-pensamiento (espíritu) emite… ¡¡DESPIERTA TU CONSCIENCIA!!...

Entradas más populares de este blog

Las 26 “cerraduras energéticas” del Jin Shin Jyutsu

Jin Shin Jyutsu contiene 26 “cerraduras energéticas” localizadas sobre diferentes corrientes de energía a través de las cuales, la fuerza vital del cuerpo circula. Si uno o varios de estos circuitos son bloqueados, la corriente energética del área respectiva comienza a interrumpirse, causando finalmente un desequilibrio en toda la interacción energética del organismo. En consecuencia, la enfermedad aparece y comienza a manifestarse a través de sus diferentes síntomas. La mayoría de desequilibrios energéticos ocurren por varias causas: como la alimentación inadecuada, el estrés, problemas mentales y emocionales o influencias externas tales como la polución o accidentes. Al aplicar el Jin Shin Jyutsu inducimos armonía, se promueve la salud, el bienestar y la paz interna. Y al restablecer nuestra profunda fuerza rehabilitadora, estamos evocando la fuente original de la regeneración. El Jin Shin Jyutsu ayuda a bajar los niveles de estrés y promueve estados de profunda relajación, y

Palo santo

Características de las almas pleyadianas

Aquellas personas que tienen las Pléyades como lugar de origen álmico son sensibles, amorosas y amables. Poseen un profundo y perdurable deseo de paz y felicidad para todos. Si le preguntáramos a un alma pleyadiana “¿qué es lo que más deseas en esta vida?”, su respuesta probablemente sería “ser feliz”. Los pleyadianos tienen una energía suave y agradable que atrae a los demás. Ellos son emotivos y amorosos, pero tienden a reprimirse mucho debido a su deseo de complacer a los otros. Son muy sensibles y reaccionan rápidamente a las críticas. También tienden a sacrificar sus necesidades y deseos mientras intentan agradar a los demás. Esto puede causarles un resentimiento interior. En lugar de expresar resentimiento o ira abiertamente, las almas pleyadianas pueden usar un comportamiento pasivo-agresivo con la esperanza de que sus sentimientos sean reconocidos y tenidos en cuenta sin necesidad de discutir. Así que deben aprender a darse cuenta de que aquellos a quienes buscan agradar n