Ir al contenido principal

Numerología. Bases del conocimiento que nos vincula al cosmos.

La numerología está íntimamente relacionada con nuestra personalidad. Mediante el conocimiento de los números que rigen nuestra vida, entenderemos mejor cómo trabaja nuestra energía divina.
Recientemente en mi consulta, me cuestionaron sobre la relevancia de la  numerología en la vida de cada ser humano. Desde luego es un tema importante y fascinante. Hoy abordaremos las bases de la numerología, en sus aspectos más generales, para poder tener una visión más aproximada y clara de sus modelos estructurales, que son reguladores de energía.
Los números están presentes en prácticamente cualquier acontecimiento de nuestra existencia. Frecuentemente ignorados, pueden ayudarnos a entender cómo y por qué se mueven los hilos de la vida.
Hablaremos primero de los números familiares o grupales, pues son estos los que influyen primero nuestra existencia cuando llegamos al mundo. Por ejemplo, imaginemos que una pareja contrae matrimonio un día 24 de abril (cuarto mes), a las 4 de la tarde. Después de 4 años, nace si primer hijo, un día 4. Su segundo hijo nace también en abril y luego tienen gemelos, para dar un total de cuatro hijos. Curiosamente viven en la casa marcada con el número 14 de su calle. Es más que evidente que la fuerza energética de origen, en esta familia, está relacionada con el número 4.
Pero no olvidemos que la numerología es preferiblemente de estudio a nivel personal. Por lo que el segundo hijo que mencionamos en la familia del ejemplo, pudo nacer en el mes 4, pero el día 7. Por ello, su energía personal, estará vinculada mayormente a la fuerza del número 7.
La energía de los números impares es de sustancia. Relacionados con personas alegres y románticas como artistas, escritores o personas con rasgos fuertemente creativos, como publicistas.
Los números impares reflejan energía de creación. Generalmente presentes en personas que rompen con los esquemas que impone la sociedad o las tradiciones. Amantes de lo diferente y novedoso. Disfrutan de las cosas simples dela vida y entienden de forma muy clara, conceptos como familia, amistad, compromiso, esperanza y agradecimiento.
El punto focal de la numerología personal, se basa en el número del día de nacimiento. Preferentemente sin reducción. Es decir, que si naciste un día 23, lo ideal es que te enfoques en conocer las características energéticas del 23, antes de pasar a la etapa de convertirlo en 5. Eso lo explicaremos más adelante.
La energía de los números pares es de estructura. Relacionada con personas organizadas y formales, como ejecutivos, líderes de opinión, jefes de familia y que presentan rasgos de don de mando. Personas muy puntuales y con hábitos muy estructurados.
Los números pares reflejan energía de orden. Casi siempre presentes en personas con la facultad del análisis de situaciones y de resolución de problemas. De personalidad clásica, siguen fielmente las reglas establecidas y son ejemplos de ecuanimidad y control. Se sienten como pez en el agua en ambientes ordenados y disfrutan de la compañía de gente que entiende y acepta su necesidad de estructura.
Aplicaremos el mismo esquema. Si naciste un día un día 12, es vital que te informes sobre las características vibratorias del 12, antes de reducirlo a 3. La definición de si nuestra energía numérica es par o impar, es muy importante.
Los llamados números maestros o números mágicos:
Los números 11, 22 y 33, son considerados como números maestros, de altísima energía vibratoria, incluso desde las más antiguas civilizaciones como  la egipcia, la celta y las orientales más remotas.
Según la tradición, estos números no deben reducirse a su mínima expresión, sino que deben conservarse tal cual, ante el análisis numerológico. Por ahora sólo diremos que son números relacionados a personas que son consideradas sabias y equilibradas, incluso desde muy temprana edad.
Por favor no confundamos la numerología con facultades adivinatorias o de suerte para participar en juegos de azar. Simplemente nos ayuda a establecer con precisión los rasgos de nuestra personalidad y su enfoque debe ser humanista y profundo.
Conociendo tu número grupal o familiar y después tus números personales, entenderás mejor cómo se proyecta la energía de tu vida, para disfrutarla acorde con la vibración que le pertenece a cada uno.

Que la luz brille en ti, hoy y siempre.
por Miranda Luna para hermandadblanca.org

Entradas más populares de este blog

Las 26 “cerraduras energéticas” del Jin Shin Jyutsu

Jin Shin Jyutsu contiene 26 “cerraduras energéticas” localizadas sobre diferentes corrientes de energía a través de las cuales, la fuerza vital del cuerpo circula. Si uno o varios de estos circuitos son bloqueados, la corriente energética del área respectiva comienza a interrumpirse, causando finalmente un desequilibrio en toda la interacción energética del organismo. En consecuencia, la enfermedad aparece y comienza a manifestarse a través de sus diferentes síntomas. La mayoría de desequilibrios energéticos ocurren por varias causas: como la alimentación inadecuada, el estrés, problemas mentales y emocionales o influencias externas tales como la polución o accidentes. Al aplicar el Jin Shin Jyutsu inducimos armonía, se promueve la salud, el bienestar y la paz interna. Y al restablecer nuestra profunda fuerza rehabilitadora, estamos evocando la fuente original de la regeneración. El Jin Shin Jyutsu ayuda a bajar los niveles de estrés y promueve estados de profunda relajación, y

Palo santo

Características de las almas pleyadianas

Aquellas personas que tienen las Pléyades como lugar de origen álmico son sensibles, amorosas y amables. Poseen un profundo y perdurable deseo de paz y felicidad para todos. Si le preguntáramos a un alma pleyadiana “¿qué es lo que más deseas en esta vida?”, su respuesta probablemente sería “ser feliz”. Los pleyadianos tienen una energía suave y agradable que atrae a los demás. Ellos son emotivos y amorosos, pero tienden a reprimirse mucho debido a su deseo de complacer a los otros. Son muy sensibles y reaccionan rápidamente a las críticas. También tienden a sacrificar sus necesidades y deseos mientras intentan agradar a los demás. Esto puede causarles un resentimiento interior. En lugar de expresar resentimiento o ira abiertamente, las almas pleyadianas pueden usar un comportamiento pasivo-agresivo con la esperanza de que sus sentimientos sean reconocidos y tenidos en cuenta sin necesidad de discutir. Así que deben aprender a darse cuenta de que aquellos a quienes buscan agradar n