Ir al contenido principal

Un aceite esencial para cada chakra

En términos generales, el universo está compuesto en su totalidad por energía como chakras. La materia es mera energía condensada. La materia sólida, como el hielo, se puede transformar en agua (estado líquido) y luego en vapor (estado gaseoso). Más allá de este estado, hay otro estado asociado tanto a los objetos animados como a los inanimados: –el AURA.
En el ser humano, el aura se denomina “campo energético humano”. Se han realizado mediciones del aura electrostática, magnética, sonora, térmica y visual. Sin embargo, no todas las propiedades del aura se pueden medir mediante equipos de laboratorio ya que algunas de estas cualidades son de naturaleza espiritual.
Una propiedad del aura es especialmente significativa, y es que las pequeñas partículas que la componen tienen un movimiento similar al de los fluidos. Estas partículas cargadas y moviéndose en grupo han sido denominadas por los físicos como “plasma”, el cual obedece a las leyes de la física. Los científicos dedicados al estudio del plasma han encontrado un quinto estado de la materia, un estado entre la materia y la energía, el “bioplasma”, que sería el que conforma el Campo de Energía Universal, un estado de vibración superior al del aura.
El bioplasma inter-penetra toda la materia e inter-conecta todos los seres y objetos. Su densidad varía de un lugar a otro. Podemos percibirlo por la vista, el olfato, el gusto, el tacto, el sonido y su brillo mediante nuestros sentidos superiores. También es sinérgico: la acción separada y simultánea de diferentes personas produce un efecto mayor que la suma de los efectos individuales. Se asocia con la conciencia presente en el mundo, mineral, vegetal, animal y humano.
El plasma asociado con cualquier objeto, animado o inanimado, conforma un aura. El aura humana tiene al menos siete cuerpos.
Estos siete cuerpos penetran el cuerpo humano a través de los siete centros energéticos del cuerpo físico (chakras). Cada cuerpo es de una vibración más fina y sutil que la anterior, al cual también penetra y rodea. Por ejemplo, el cuerpo etérico interpenetra el cuerpo físico y se extiende más allá de este unos 5 cm por encima. El cuerpo etérico tiene una composición más fina, una vibración más alta que la del cuerpo físico. A su vez, el cuerpo emocional tiene una vibración más sutil que la del cuerpo etérico, y también interpenetra el cuerpo etérico y se extiende más allá de él.
El campo energético humano: el Aura
El aura de un ser humano, el “campo energético humano”, es una sucesión de capas de energía electromagnética de diferentes densidades que permean el cuerpo físico de una persona viva. Estas partículas de energía electromagnética están suspendidas alrededor del cuerpo humano sano en un campo de forma ovalada. El campo áurico rodea el cuerpo aproximadamente de 60 a 90 cm. en todos los lados y se extiende por encima de la cabeza y por debajo de los pies.
Hay siete niveles en el aura, denominados “cuerpos”, que conforman el campo áurico completo. Cada una de estas siete capas tiene su propia frecuencia y están relacionadas entre sí. Afectan a la persona en todos los niveles del ser – emocional, físico, mental, y espiritual. La interconexión entre ellos implica que un estado de desequilibrio en uno de los cuerpos lleva a un estado de desequilibrio en los demás. El cuerpo físico es la forma tangible. Los siete cuerpos aurales comienzan con el “cuerpo etérico”.
El cuerpo físico es el nivel vibracional más bajo y su estructura atómica (energética) es densa. Se relaciona con las sensaciones físicas y es la más tangible de nuestra conciencia. Somos conscientes de nuestro cuerpo y sus movimientos en el aquí y ahora.
Cada cuerpo áurico se asocia con un chakra:
-El Cuerpo Etérico: el primer cuerpo áurico se asocia con el primer chakra, el cual tiene que ver con el dolor y el placer, con las sensaciones físicas, y también se ocupa de las funciones automáticas y autonómicas del cuerpo.
-El Cuerpo Emocional: El segundo cuerpo áurico está asociado con el segundo chakra, el aspecto emocional de los seres humanos.
-El Cuerpo Mental: El tercer cuerpo áurico se asocia con el tercer chakra, el cual se ocupa de los procesos intelectuales relacionados con el pensamiento lineal del lado izquierdo del cerebro.
-El Cuerpo Astral: El cuarto cuerpo se asocia con el cuarto chakra: el amor erótico, platónico e incondicional.
-El Cuerpo o Plantilla Etérica: El quinto cuerpo se asocia con el quinto chakra: la voluntad y la comunicación (divina y humana).
-El Cuerpo Celeste: El sexto cuerpo se asocia con el sexto chakra, referido al conocimiento intuitivo, a la visión y a la glándula pineal, el asiento del alma. El tercer ojo, el amor divino y éxtasis espiritual.
-El Cuerpo Causal: El séptimo cuerpo se asocia con el séptimo chakra, el centro perteneciente al yo o mente superior. La conexión con la Mente Divina y la serenidad, con el gran patrón del universo.

Atención!! Estos post son meramente informativos... Solo pretendemos informarte y no sustituir a tu medico de cabecera. Recuerdalo: El tiene siempre la ultima palabra. Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia para que puedas conocer lo que te esta pasando..

Por ANGELESCASTELL para barcelonalternativa.es

Entradas más populares de este blog

Las 26 “cerraduras energéticas” del Jin Shin Jyutsu

Jin Shin Jyutsu contiene 26 “cerraduras energéticas” localizadas sobre diferentes corrientes de energía a través de las cuales, la fuerza vital del cuerpo circula. Si uno o varios de estos circuitos son bloqueados, la corriente energética del área respectiva comienza a interrumpirse, causando finalmente un desequilibrio en toda la interacción energética del organismo. En consecuencia, la enfermedad aparece y comienza a manifestarse a través de sus diferentes síntomas. La mayoría de desequilibrios energéticos ocurren por varias causas: como la alimentación inadecuada, el estrés, problemas mentales y emocionales o influencias externas tales como la polución o accidentes. Al aplicar el Jin Shin Jyutsu inducimos armonía, se promueve la salud, el bienestar y la paz interna. Y al restablecer nuestra profunda fuerza rehabilitadora, estamos evocando la fuente original de la regeneración. El Jin Shin Jyutsu ayuda a bajar los niveles de estrés y promueve estados de profunda relajación, y

Palo santo

Características de las almas pleyadianas

Aquellas personas que tienen las Pléyades como lugar de origen álmico son sensibles, amorosas y amables. Poseen un profundo y perdurable deseo de paz y felicidad para todos. Si le preguntáramos a un alma pleyadiana “¿qué es lo que más deseas en esta vida?”, su respuesta probablemente sería “ser feliz”. Los pleyadianos tienen una energía suave y agradable que atrae a los demás. Ellos son emotivos y amorosos, pero tienden a reprimirse mucho debido a su deseo de complacer a los otros. Son muy sensibles y reaccionan rápidamente a las críticas. También tienden a sacrificar sus necesidades y deseos mientras intentan agradar a los demás. Esto puede causarles un resentimiento interior. En lugar de expresar resentimiento o ira abiertamente, las almas pleyadianas pueden usar un comportamiento pasivo-agresivo con la esperanza de que sus sentimientos sean reconocidos y tenidos en cuenta sin necesidad de discutir. Así que deben aprender a darse cuenta de que aquellos a quienes buscan agradar n