Ir al contenido principal

Infusiones y té: diferencias, propiedades y cómo prepararlos

Con frecuencia utilizamos las palabras infusiones y  té  como sinónimos, pero aunque parecidos, no son lo mismo, pese a que una taza de té es técnicamente una infusión, debemos tener en mente que una infusión no siempre es un té.
Las infusiones y té pueden ser deliciosas bebidas versátiles, pues pueden consumirse frías o calientes, pero no siempre podemos definir con claridad cuál es un té y cuál una infusión, sin embargo, sus propiedades pueden variar.

Diferencias entre infusiones y té
Para saber en donde radican las diferencias entre las infusiones y el té, es necesario conocer las características de cada una.
Las infusiones son, bebidas que se preparan a partir de plantas y/o frutas, pueden ser de hojas, de la raíz, de frutos, corteza de árboles y hasta semillas. Una infusión se prepara con agua caliente, pero nunca llegando al punto de ebullición.
El té por su lado, es técnicamente una bebida derivada de una planta conocida como camellia sinencis, que es fuente de cafeína o bien, teína, y normalmente se prepara con agua hirviendo.
La camellia sinencis es el ingrediente del que están hechos los tés, y hay varios, tales como el té blanco, negro, verde, Oolong, matcha, entre otros. Así pues, el té puede considerarse una infusión, pero no todas las infusiones son tés, pues para serlo, deberían contener la planta del té.
A continuación vamos a ver las propiedades de infusiones y té y también cómo prepararlos.

Propiedades del té
El té ha sido considerado una bebida medicinal desde tiempos ancestrales, esto gracias a los beneficios y propiedades que posé.
La mayoría de los beneficios del té se atribuyen a las sustancias con actividad antioxidante que poseen, brindándole al té popularidad para ayudar a combatir el envejecimiento y además, según estudios el consumo regular de té puede contribuir a prevenir el desarrollo de ciertas enfermedades tales como el cáncer, y problemas cardiovasculares.
Al contener teína, sustancia estimulante del sistema nervioso, el té puede ser un producto no apto para todos, pues, personas que son sensibles a esta sustancia pueden manifestar síntomas como dificultades para dormir, ansiedad, entre otros.
Ciertamente el té, es una bebida saludable que posiblemente deseemos incluir en nuestra dieta, aunque vale la pena analizar cada una de sus versiones pues sus propiedades pueden variar dependiendo del procesamiento de la planta del té, su origen y recolección, es decir, según sus variedades.

Propiedades de las infusiones
Hablar de las propiedades de las infusiones es hablar de un tema muy extenso, pues hay una gran diversidad de infusiones en el mundo, y las opciones parecen no acabar, pero, es posible que destaquemos algunas de las más comunes.
Las propiedades y beneficios de las infusiones varían bastante dependiendo de las plantas o frutos de las que estén elaboradas.

Manzanilla: Una de las infusiones más comunes alrededor del mundo, la manzanilla tiene un suave efecto sedante que puede ayudar a calmar la ansiedad y propiciar un sueño profundo, además, es ideal para malestares estomacales, e incluso se recomienda para ayudar a combatir la colitis nerviosa.
Canela: Esta popular especie puede aprovecharse para combatir las náuseas y otros malestares digestivos como la diarrea, además, recientes investigaciones sugieren que la canela puede ser buena alidada contra la diabetes.
Infusión de menta: Se emplea tradicionalmente para aliviar la indigestión pero se debe evitar cuando hay acidez estomacal, la infusión de menta también es popular como un remedio contra el resfriado y el estrés.
Raíz de Jengibre: Una infusión popular es ideal para aliviar digestiones pesadas y combatir síntomas del resfriado, además, es un popular remedio contra el mareo.
Infusión de Arándanos: También podemos aprovechar las frutas para hacer ricas infusiones, un ejemplo son los arándanos, ayudando a combatir el colesterol y mejorar la circulación sanguínea.
Infusión de Tilo: Esta infusión se prepara del fruto y flores de el árbol tilo, es utilizada popularmente para combatir el insomnio y calmar el nerviosismo.
Anís: Se trata de una infusión que resulta beneficiosa para la digestión, además, también se emplea para ayudar a regular el ciclo menstrual.
Romero: Si bien el romero es empleado en la cocina ampliamente para sazonar carnes, sopas y diversas preparaciones, puede consumirse también en forma de infusión, mejorando la circulación sanguínea y puede ser aliado en el tratamiento de enfermedades respiratorias.

¿Cómo preparar una infusión?
Preparar infusiones y té  suele ser sencillo pero, la cantidad de plantas o frutas que vamos a utilizar es variable, por lo que siempre es conveniente revisar la dosis recomendada, que, por lo regular es una cucharada.
Dependiendo de la cantidad de infusión que vayamos a preparar debemos calcular la dosis del ingrediente. Otra recomendación consiste en utilizar agua natural filtrada, o bien agua mineral sin gas, también se puede emplear agua del grifo siempre que tenga una buena calidad.
Preparar una infusión
Ponemos la cantidad de agua deseada a hervir, una vez que rompa hervor retiramos del fuego y servimos en la taza, tetera o recipiente en el que deseemos preparar la infusión.
Añadimos el ingrediente, puede ser con ayuda de un infusor o un filtro, en caso de añadir el ingrediente por sí solo quizás sea necesario que colemos después la infusión.
Tapamos el recipiente y dejamos reposar entre 6 a 10 minutos.
Retiramos el infusor o colamos la infusión y consumimos.
Algunas personas gustan de endulzar la infusión pero no es lo más recomendable pues expertos mencionan que estos añadidos pueden disminuir los beneficios de una infusión, en caso de desear endulzar la infusión se aconseja utilizar un endulzante natural como la miel o bien un edulcorante natural como la estevia.

por Mire, para Plantas Medicinales

Entradas más populares de este blog

Las 26 “cerraduras energéticas” del Jin Shin Jyutsu

Jin Shin Jyutsu contiene 26 “cerraduras energéticas” localizadas sobre diferentes corrientes de energía a través de las cuales, la fuerza vital del cuerpo circula. Si uno o varios de estos circuitos son bloqueados, la corriente energética del área respectiva comienza a interrumpirse, causando finalmente un desequilibrio en toda la interacción energética del organismo. En consecuencia, la enfermedad aparece y comienza a manifestarse a través de sus diferentes síntomas. La mayoría de desequilibrios energéticos ocurren por varias causas: como la alimentación inadecuada, el estrés, problemas mentales y emocionales o influencias externas tales como la polución o accidentes. Al aplicar el Jin Shin Jyutsu inducimos armonía, se promueve la salud, el bienestar y la paz interna. Y al restablecer nuestra profunda fuerza rehabilitadora, estamos evocando la fuente original de la regeneración. El Jin Shin Jyutsu ayuda a bajar los niveles de estrés y promueve estados de profunda relajación, y

Palo santo

Características de las almas pleyadianas

Aquellas personas que tienen las Pléyades como lugar de origen álmico son sensibles, amorosas y amables. Poseen un profundo y perdurable deseo de paz y felicidad para todos. Si le preguntáramos a un alma pleyadiana “¿qué es lo que más deseas en esta vida?”, su respuesta probablemente sería “ser feliz”. Los pleyadianos tienen una energía suave y agradable que atrae a los demás. Ellos son emotivos y amorosos, pero tienden a reprimirse mucho debido a su deseo de complacer a los otros. Son muy sensibles y reaccionan rápidamente a las críticas. También tienden a sacrificar sus necesidades y deseos mientras intentan agradar a los demás. Esto puede causarles un resentimiento interior. En lugar de expresar resentimiento o ira abiertamente, las almas pleyadianas pueden usar un comportamiento pasivo-agresivo con la esperanza de que sus sentimientos sean reconocidos y tenidos en cuenta sin necesidad de discutir. Así que deben aprender a darse cuenta de que aquellos a quienes buscan agradar n