Ir al contenido principal

Limpieza energética de tu dormitorio

Limpiar nuestra casa es una costumbre cotidiana, pero la limpieza energética de tu dormitorio tendría que ser un ritual imprescindible de hacer una vez a la semana. Los sueños pueden dejar larvas astrales que nos impidan descansar como toca… Por eso una de las estancias del hogar a la que debemos prestar gran atención es el sitio donde dormimos.
Es importante hacer una limpieza energética en el dormitorio de manera regular que lo libere de malas influencias, abriendo paso a la positividad y al bienestar.
Ya sea que estás en pareja o no, el dormitorio es el sitio con el que nos conectamos de un modo más influyente con nuestra casa y sus energías. Por eso, es vital mantenerlo feliz, iluminado, invitante para que las energías beneficiosas lo visiten a diario, en especial mientras duermes y recargas tu propia vitalidad.

Pasos para una limpieza energética en el dormitorio
Te recomendamos elegir un día de clima agradable para hacer esta limpieza energética profunda.
Tu estado de ánimo también debe ser el adecuado. A casi nadie le gusta hacer limpiezas y menos aún en profundidad, pero nos lo tomaremos con mucha alegría, como un esfuerzo para nuestro propio beneficio, poniendo en cada gesto nuestra propia energía de amor.
Cuando hacemos cualquier esfuerzo de mejora desde el enojo, la preocupación o la angustia, no obtenemos buenos resultados.
Abre las ventanas y permite que ingrese la luz del sol y el aire limpio.
Retira las sábanas, mantas y edredones, para lavarlos y dejarlos secar –preferentemente- al sol, y que se carguen con su energía beneficiosa.
Pon a lavar también las cortinas, alfombrillas y todo lo que puedas lavar.
Sacude el colchón y las almohadas o cojines, quitándoles el polvillo y permitiendo también que se higienicen con el sol, cuando puedas hacerlo.
Asegúrate de limpiar a conciencia, en especial los cristales, ya que desde allí ingresan las energías positivas de la luz natural
Lo siguiente es cubrir el colchón con alguna sábana, y retirar absolutamente todo el contenido de tu armario y  los cajones.
Clasifica cada ítem: regala, dona o vende las prendas, calzado y accesorios que ya no uses, remienda lo que pueda ser remendado, y tira lo que esté roto y ya no sirva, la ropa que lleves un año sin usar…
Tira los papeles viejos, las cartas que ya hayas leído, las fotos que se hayan desteñido y todo aquello que no evoque en ti sólo un recuerdo o un sentimiento de felicidad.
No dejes nada sin revisar, y haz espacio suficiente en cada rincón para que las energías positivas puedan circular por toda la habitación.

El siguiente paso, quizás el de mayor esfuerzo, es limpiar.
Agua, jabón, y productos de limpieza naturales. Limpia todas las superficies, comenzando desde arriba y hacia el suelo.
Asegúrate de frotar debajo de la cama, detrás de los muebles.
Deja los vidrios bien cristalinos para que la luz del sol (y las energías positivas) puedan ingresar y bañar todo el ambiente cada día.
Usa la aspiradora para quitar el polvillo de las lamparitas, ventiladores y cajones, y no te olvides de higienizar dentro del armario, en cada centímetro.
Después, devuelve todo a su sitio, esta vez con más espacio y organización.
Con todo limpio y seco, vuelve a vestir la cama, colocar las cortinas y dejar las alfombras en su lugar.
Ahora tu dormitorio estará bellísimo e impecable, sólo falta perfumarlo con sahumerios y hornillos de aceites esenciales que prefieras usar.

El paso final para una limpieza energética del dormitorio
Para hacer una limpieza energética bien profunda en el dormitorio, antes de terminar con la tarea usa sahumerios de sándalo, recorriendo todo el espacio con ellos para que su humo sanador invada cada rincón.
Lo mejor es hacerlo comenzando por el sector más alejado a la puerta de ingreso, y en el sentido de las agujas del reloj.
Es importante mantener una mentalidad optimista y positiva, para duplicar los resultados de esta cura para tu habitación.
Antes de salir, tómate unos minutos para apreciar tu dormitorio. Huele su aroma y disfruta de lo bonito que se ve.
Imagina cuánta felicidad tendrás a la noche, cuando vayas a descansar en un ambiente energizado, positivo, que atraerá el bienestar a tu vida y propiciará un sueño reparador.
Después de tanto trabajo seguro que quieres mantener durante mucho tiempo toda esa buena energía en esa estancia tan especial.
Proponte cuidarla, date una ducha antes de ir a dormir todos los días y recuerda dejar tus malos pensamientos, energías negativas y problemas correr bajo el agua….
Si estás pensando en cambiar la decoración, la pintura o los muebles de esta estancia, aquí tienes unos consejos desde el Feng Shui
Recuerda que puedes repetir esta limpieza energética en cualquier espacio, ¡para armonizar todo tu hogar!

Entradas más populares de este blog

Las 26 “cerraduras energéticas” del Jin Shin Jyutsu

Jin Shin Jyutsu contiene 26 “cerraduras energéticas” localizadas sobre diferentes corrientes de energía a través de las cuales, la fuerza vital del cuerpo circula. Si uno o varios de estos circuitos son bloqueados, la corriente energética del área respectiva comienza a interrumpirse, causando finalmente un desequilibrio en toda la interacción energética del organismo. En consecuencia, la enfermedad aparece y comienza a manifestarse a través de sus diferentes síntomas. La mayoría de desequilibrios energéticos ocurren por varias causas: como la alimentación inadecuada, el estrés, problemas mentales y emocionales o influencias externas tales como la polución o accidentes. Al aplicar el Jin Shin Jyutsu inducimos armonía, se promueve la salud, el bienestar y la paz interna. Y al restablecer nuestra profunda fuerza rehabilitadora, estamos evocando la fuente original de la regeneración. El Jin Shin Jyutsu ayuda a bajar los niveles de estrés y promueve estados de profunda relajación, y

Palo santo

Características de las almas pleyadianas

Aquellas personas que tienen las Pléyades como lugar de origen álmico son sensibles, amorosas y amables. Poseen un profundo y perdurable deseo de paz y felicidad para todos. Si le preguntáramos a un alma pleyadiana “¿qué es lo que más deseas en esta vida?”, su respuesta probablemente sería “ser feliz”. Los pleyadianos tienen una energía suave y agradable que atrae a los demás. Ellos son emotivos y amorosos, pero tienden a reprimirse mucho debido a su deseo de complacer a los otros. Son muy sensibles y reaccionan rápidamente a las críticas. También tienden a sacrificar sus necesidades y deseos mientras intentan agradar a los demás. Esto puede causarles un resentimiento interior. En lugar de expresar resentimiento o ira abiertamente, las almas pleyadianas pueden usar un comportamiento pasivo-agresivo con la esperanza de que sus sentimientos sean reconocidos y tenidos en cuenta sin necesidad de discutir. Así que deben aprender a darse cuenta de que aquellos a quienes buscan agradar n